top of page
Buscar
  • Foto del escritorMeet Your Tour Guide MX

ūüá≤ūüáĹ "100 a√Īos de la Revoluci√≥n Mexicana" por Arque√≥logo Hugo Huerta.

El 20 de noviembre de 1910, M√©xico fue el escenario de la primera revoluci√≥n social del siglo veinte en el mundo. En varias partes del pa√≠s se hab√≠a fraguado hac√≠a a√Īos un movimiento pol√≠tico e intelectual en contra del gobierno del presidente Porfirio D√≠az que llevaba 30 a√Īos en el poder. Porfirio D√≠az hab√≠a luchado bajo las √≥rdenes de Benito Ju√°rez durante la intervenci√≥n francesa y fue un h√©roe de guerra. Esta fama fue la que lo condujo a la presidencia. Bajo su mando, el pa√≠s poco a poco se fue convirtiendo en una naci√≥n moderna. Introdujo el ferrocarril para conectar al pa√≠s y desarroll√≥ la industria textil, minera y agr√≠cola, as√≠ como las artes con una marcada influencia europea. Todos estos logros fueron significativos, pero la desigualdad econ√≥mica y social creci√≥ gracias a que solo las clases sociales altas se vieron beneficiadas por los avances que se dieron en el pa√≠s. En las minas, las f√°bricas textiles y los grandes latifundios el trabajo se realizaba en condiciones casi de total esclavitud y los derechos sociales eran inexistentes. En opini√≥n del presidente D√≠az era un precio justo por mantener la estabilidad social y el crecimiento econ√≥mico.


 

En el mundo, las ideas anarquistas y socialistas permearon a algunos intelectuales mexicanos que empezaron a denunciar la situaci√≥n que se viv√≠a en el pa√≠s. Las famosas catrinas, tan representativas de M√©xico surgieron en esos a√Īos. El maestro Jos√© Guadalupe Posada cre√≥ un estilo propio al dise√Īar una caricatura pol√≠tica donde personajes en los huesos, representan las diferentes injusticias que se viv√≠an. Los hermanos Enrique, Jes√ļs y Ricardo Flores Mag√≥n periodistas y pol√≠ticos fundaron peri√≥dicos, organizaron guerrillas y asesoraron a sindicatos para levantarse en armas en contra del gobierno.


Ilustración de la Calavera Catrina de Jose Guadalupe Posadas.

 

Con el clima de descontento, surgieron varios partidos políticos que pedían un cambio y los ojos del mundo y en particular de Estados Unidos se posaron en nuestro país. Con esta presión el presidente Díaz declaró en una entrevista que se había alcanzado la madurez política y que permitiría elecciones abiertas. En ese contexto surge Francisco I. Madero que se había fogueado en clubes antirreeleccionistas y ahora se erigía como el candidato más fuerte para contender por la presidencia. Porfirio Díaz lo mandó encarcelar y contradiciendo sus declaraciones, vuelve a competir y gana las elecciones nuevamente. Ante esto, Madero que había huido hacia los Estados Unidos, declara desde San Luis Missouri un plan para levantarse en armas y derrocar al gobierno.


Los generales Villa y Zapata en la silla presidencial el 4 de diciembre de 1914.

 

Es as√≠ que se decide el d√≠a 20 de noviembre para iniciar la lucha armada. Pronto van a surgir varios l√≠deres que apoyar√°n el cambio de r√©gimen. Entre los m√°s conocidos destacan Francisco Villa y Emiliano Zapata, dos l√≠deres, uno en el norte y otro del sur. Tambi√©n se levantar√°n en armas el gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza y el de Sonora √Ālvaro Obreg√≥n. Con movimientos revolucionarios por todos lados, el presidente D√≠az renuncia y abandona el pa√≠s con rumbo a Francia. Se convocan a nuevas elecciones en 1911 que son ganadas por Francisco I. Madero.


El error m√°s grave de Madero fue tratar de postergar los cambios que el pa√≠s necesitaba. Los sectores m√°s desprotegidos segu√≠an reclamando tierras y derechos laborales. √Čl, al ser hijo de ricos hacendados, se gan√≥ la desconfianza de los l√≠deres m√°s populares: Villa y Zapata que ante su inacci√≥n se volvieron a levantar en armas en contra del gobierno. Otro error del presidente fue mantener casi intacta la estructura del gobierno anterior, incluyendo los altos mandos militares. Con la insurrecci√≥n en puerta el general Victoriano Huerta da un golpe de estado y asesina al presidente. En esta ocasi√≥n Carranza y Obreg√≥n se suman al levantamiento hasta que logran que en 1914 Huerta renuncie. Los l√≠deres revolucionarios se re√ļnen para decidir el destino del pa√≠s en la famosa convenci√≥n de Aguascalientes donde se fotograf√≠an Villa y Zapata al lado de la silla presidencial. Finalmente convocan a elecciones en 1917 que son ganadas por Venustiano Carranza, que nuevamente no cumple con todos los cambios que se esperaban. √Čl, al igual que Madero proven√≠a de una familia acaudalada y dej√≥ en segundo plano las exigencias de Villa y Zapata que desconocen su gobierno y empiezan una lucha armada con quienes antes hab√≠an sido sus aliados. En el norte, al mando de √Ālvaro Obreg√≥n surge un grupo pol√≠tico apoyado por los generales Adolfo de la Huerta y Plutarco El√≠as Calles que le disputaran el poder a Carranza. En el proceso, Carranza trat√≥ de eliminar a sus enemigos y en 1919 traiciona y asesina en una emboscada a Emiliano Zapata, quiz√° el √ļnico caudillo con un plan integral para el pa√≠s que inclu√≠a beneficiar a los m√°s desfavorecidos y sobre todo a los campesinos e ind√≠genas que representaban el n√ļcleo poblacional de M√©xico. Cabe destacar que, a diferencia de todos los caudillos revolucionarios, √©l nunca busc√≥ la presidencia para s√≠ mismo. Eso lo convirti√≥ en el rival m√°s peligroso y al que hab√≠a que vencer.


Mural que retrata la revolución y el porfirismo por David Alfaro Siqueiros, Medidas 4.46 m de alto x 76.89 m de ancho.


Como parte de las disputas por el poder, el grupo de Obreg√≥n y sus generales desconocen a Carranza y lo asesinan en 1920. En esta conjura se vio envuelto el militar L√°zaro C√°rdenas, que despu√©s se convertir√≠a tambi√©n en presidente. Obreg√≥n es electo presidente y durante su gobierno manda matar a Villa, el otro caudillo m√°s popular y apoya al general Calles para llegar a la presidencia. El proceso de compartir el poder entre estos dos generales se le conoce como maximato y se dedican a erradicar la competencia, eso incluy√≥ a su antiguo aliado Adolfo de la Huerta, quien se ve obligado a exiliarse. Para la d√©cada de los 20's las luchas internas son menores, el panorama pol√≠tico es m√°s claro, hay solo un bando. Los caudillos originales est√°n muertos. Se suceden un par de presidentes que rinden cuentas al Maximato y es con la llegada de L√°zaro C√°rdenas que se corta esa relaci√≥n y por primera vez se empiezan a atender las demandas de los m√°s necesitados. Incluso se califica la gesti√≥n de C√°rdenas como socialista. √Čl idea institucionalizar la revoluci√≥n. Crea instituciones que existen hasta la fecha, promueve la cultura y las artes, reparte tierras, apoya la revoluci√≥n espa√Īola y la educaci√≥n como base del desarrollo del pa√≠s y crea las reglas actuales de la pol√≠tica mexicana. Junto con el siguiente presidente y amigo de a√Īos Manuel √Āvila Camacho acuerda prohibir la participaci√≥n de los militares en la pol√≠tica para evitar que tomaran el poder por medio de las armas. Con √Āvila Camacho, lleg√≥ al poder el √ļltimo participante de la revoluci√≥n mexicana.

L√°zaro Carden√°s y Manuel √Āvila Camacho.

 

Este largo camino transform√≥ para siempre a la sociedad mexicana, se transit√≥ de una sociedad b√°sicamente rural e ind√≠gena a una urbana, el poder se concentr√≥ en un solo partido y aunque se abandonaron las antiguas injusticias, se crearon otras, pues el poder se concentr√≥ en un √ļnico partido que no permiti√≥ la inclusi√≥n de otras ideas y termin√≥ volvi√©ndose en contra de todos los principios de los primeros caudillos. Para muchos, la Revoluci√≥n Mexicana fue peleada, pero no ganada. Los pol√≠ticos que se sucedieron en el poder se apropiaron de un discurso revolucionario que funcion√≥ por casi siete d√©cadas. La revoluci√≥n no fue otra cosa que una guerra civil por el poder con bandos que no siempre se diferenciaron entre s√≠.


El discurso oficialista nombr√≥ h√©roes y villanos, aunque hubiera asesinado a esos h√©roes de los que se apropi√≥ el discurso. A√ļn as√≠, la revoluci√≥n, como experimento social sigue presente en la mente de la mayor√≠a de los mexicanos. Aunque cada vez m√°s, se reduce a an√©cdotas sobre Villa, Zapata, la lucha contra D√≠az y poco se conoce sobre el proceso posterior. Pero a√ļn entonamos canciones revolucionarias y cada 20 de noviembre se realizan desfiles para conmemorar el inicio de aquella gesta y disfrazamos a chicos y adultos con grandes bigotes, sombreros y faldas largas. Texto por Arque√≥logo Hugo Huerta.



25 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page