top of page
Buscar
  • Foto del escritorMeet Your Tour Guide MX

馃嚥馃嚱 D铆a de la lucha contra la desertificaci贸n y la sequ铆a por Claudia M茅ndez.

La desertificaci贸n es la degradaci贸n de la tierra como consecuencia de actividades humanas tales como la deforestaci贸n, la explotaci贸n del agua, la agricultura y la ganader铆a. Por otro lado, la sequ铆a ocurre cuando la precipitaci贸n acumulada durante cierto lapso de tiempo es menor a la habitual.





De acuerdo con la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU), unos 250 millones de personas en el mundo sufren directamente los efectos de estos fen贸menos. Las consecuencias que conllevan no se dan por separado sino que desencadenan muchos m谩s problemas en las poblaciones que los padecen:


  • El m谩s visible es la escasez de agua, eso provoca que las comunidades afectadas tengan menor acceso a este recurso, lo que dificulta su desarrollo.

  • La imposibilidad de producir alimentos suficientes para la poblaci贸n o el ganado, por lo que ambos se ven afectados.

  • Finalmente, la falta de agua pone en peligro la salud y, con el tiempo, la regi贸n empobrecer谩.





El 17 de junio se conmemora este D铆a Mundial con el fin de hacer conciencia sobre la importancia de cuidar el agua e implementar medidas para combatir estos fen贸menos. Como vemos, el agua es indispensable para la higiene, la producci贸n de alimentos, la operaci贸n de centros productivos y el desarrollo de las poblaciones; as铆 que la lista es todav铆a m谩s grande.


La restauraci贸n de las tierras degradadas contribuye a la resiliencia econ贸mica, a la creaci贸n de empleo, al aumento de los ingresos y a una mayor seguridad alimentaria; ayuda a recuperar la biodiversidad; permite capturar el carbono atmosf茅rico que calienta la Tierra, disminuyendo as铆 el efecto del cambio clim谩tico; y favorece una recuperaci贸n verde de la pandemia de COVID-19, ya que la restauraci贸n de los paisajes naturales reduce el contacto directo entre la vida silvestre y los asentamientos humanos, lo que crea una barrera natural contra las zoonosis.





La creaci贸n de una cultura de prevenci贸n puede contribuir en gran medida a la protecci贸n de las tierras que sufren estos problemas. Estas medidas pueden ser:


  • Redistribuir el agua que se destina a las diferentes actividades econ贸micas.

  • Crear programas que inculquen la cultura del cuidado del agua.

  • Emprender medidas para proteger al suelo de la erosi贸n y la salinizaci贸n.

  • Limitar racionalmente la dotaci贸n de agua a la agricultura y la poblaci贸n.

  • Fomentar la coexistencia de los terrenos destinados al pastoreo y a los cultivos.



La cultura de prevenci贸n requiere un cambio de actitud por parte de ciudadanos y gobiernos, dedicar un d铆a a recordar estos fen贸menos y sus consecuencias s贸lo ser谩 煤til si modificamos nuestros h谩bitos de consumo y terminamos con la sobreexplotaci贸n de este recurso.


Es importante recordar que en M茅xico, de acuerdo con la Comisi贸n Nacional del Agua, aproximadamente 9 millones de personas no tienen agua, y muchos de quienes cuentan con el servicio, desconocen su calidad o no tienen servicio continuo.




Tras casi once meses con esta pandemia, la Ciudad de M茅xico y las ciudades del pa铆s en general, enfrentan grandes retos para garantizar un acceso continuo y seguro al agua, no solamente por la falta de recursos, inversiones e infraestructura necesaria para lograrlo, sino tambi茅n por los efectos de fen贸menos como el cambio clim谩tico, que el a帽o pasado motivaron sequ铆as a lo largo y ancho del pa铆s. 2020 ha sido declarado como uno de los m谩s calurosos de la 煤ltima d茅cada.


Texto por Claudia M茅ndez


Fuentes:





25 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page