top of page
Buscar
  • Foto del escritorMeet Your Tour Guide MX

🇲🇽 El árbol como elemento sagrado por Claudia Méndez.

Los árboles son una parte importante de nuestro mundo. Aportan oxígeno, absorben malos olores y agentes contaminantes, son fuente de alimento para los seres humanos, los animales, y otros organismos vivos, colaboran en refrescar los veranos, nos protegen del sol y por ende de las enfermedades que este provoca, filtran y reducen la velocidad del viento, son fuente de recursos económicos, permiten la obtención de materias primas fundamentales como la madera y el papel.


Como si no fuese suficiente, con toda esta actividad que despliegan de manera incesante a lo largo de su vida, se les adjudica ser capaces de reducir los niveles de violencia de las personas, de bajar los niveles de estrés, y de curar algunas enfermedades conductuales y psíquicas por su directa asociación con la naturaleza y la paz de los campos donde proliferan.

Los árboles han sido a lo largo de la historia venerados por distintas culturas en todo el planeta.


El culto a los árboles se remonta a tiempos muy antiguos y ha desempeñado un papel muy importante en las antiguas culturas. En algunas religiones se hablaba de las divinidades que residían en los árboles. Las creencias acerca de lo sagrado y místico están íntimamente vinculadas a los valores de distintos grupos de población, que son atribuidos a cada árbol o familia de árboles, tienen origen en la observación, las experiencias, y relaciones con los elementos de la naturaleza.

La imagen del árbol de la vida o el mundo árbol se produce en muchas mitologías y se les ha dado significados profundos y sagrados largo de los siglos.

Es por eso, que algunos pueblos consideran sagrada alguna especie determinada:


Ceiba (Yaxché)

De acuerdo a la cosmovisión maya el universo posee 3 niveles y aparecen en el simbolismo de la ceiba, permaneciendo unidos entre sí. Las ramas y las hojas cargadoras del cielo, del cosmos con todas sus energías. El tronco es el mundo donde habitan los humanos. Las raíces simbolizan el valle de Xibalbá, es decir, el inframundo.



 

Baobab

Para los habitantes de Madagascar los baobab son árboles sagrados y no deben lastimarse. Para estas personas, los espíritus de los ancestros viven en ellos, cuidando a los vivos y transmitiendo mensajes de Dios. Es tan respetado por todos los pueblos africanos que sólo el gurú de la tribu puede subir a sus ramas a recoger los frutos y hojas.



 

Árbol de Bodhi

Para la cultura budista, fue en uno de estos árboles donde Siddharta se sentó y se transformó en Buda hace 2600 años. En Tailandia los árboles de Bodhi son sagrados y una parte fundamental de la cultura budista. Las ramas ascienden al cielo, mientras su tronco permanece en la tierra y las raíces descienden al inframundo.



 

Espino sagrado

Según la leyenda, luego de la crucifixión de Jesús, José de Arimatea viajó con el Santo Grial. Una noche clavó el palo de madera de Jesús en la tierra y al despertar era un árbol. El sitio donde está ubicado, en Glastonbury, Inglaterra, es lugar de peregrinaje.



 

Eucalipto

En Australia los eucaliptos son comúnmente usados para curar enfermedades y sanar heridas. Sin embargo, también son un elemento importante de los rituales de la wicca en los cuales se dice que sirven para limpiar el aire.



 

El roble de Abraham

Según el mito, este árbol sagrado es en el cual los ángeles dijeron a Abraham que tendría un hijo. Debería tener aproximadamente 5 mil años y es un remanente del bosque que alguna vez estuvo a su alrededor. Según la leyenda el árbol morirá antes de que llegue el anticristo.



 

Árbol del Tule

Se dice que este árbol es el más grande del mundo. Los zapotecas cuentan que este gran ahuehuete fue plantado hace 1400 años por Pechocha, un sacerdote de Ehécatl, dios del viento.



 

Referencias:

Fotos: Érika Flores, Claudia Méndez y otros créditos a quien corresponda.


55 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page