top of page
Buscar
  • Foto del escritorMeet Your Tour Guide MX

🇲🇽 La gran STUPA BÔN Para la paz mundial. Avandaro, Estado de México por César Bautista.

En Valle de Bravo, se encuentra uno de estos majestuosos templos, que fue donado a México por el gobierno de Nepal y fue realizado bajo la supervisión de constructores y lamas tibetanos que cuidaron cada detalle, de acuerdo con los códigos tradicionales de hace más de 2500 años. Se trata de la primera stupa budista en México.


 

Una stupa (o Estupa) es un templo budista, cuyo diseño de la base a la punta, representa el camino de un practicante de la meditación budista, pero que en general, cualquier ser humano que se lo proponga, debe seguir para llegar a la iluminación.


De acuerdo con la tradición budista, los seres vivos nos encontramos constantemente atrapados en la vida, en un ciclo de reencarnaciones constantes llamado samsara, o la rueda de la vida. Nuestro objetivo en cada vida es ganar conocimiento y experiencia, que eventualmente nos permita trascender esta rueda de reencarnaciones y podamos alcanzar el estado buda o de iluminación. La manera de lograrlo es apegarnos a nuestro Dharma (deber ser) para evitar generar Karma, que es la energía que nos mantiene renaciendo constantemente. Se dice que una vez alcanzado el estado zen de iluminación total (o estado Buda) uno puede elegir reencarnar otra vez o no, y simplemente permanecer conectado y etéreo en el universo de lo creado. Muchos maestros zen, eligen regresar a la vida para así poder transmitir su conocimiento, y ayudar a más seres a salir del samsara.


 

Al llegar a la stupa, uno puede sentir una inmensa paz que es difícil determinar si ésta irradia del templo, o es que el lugar en que se encuentra (en medio del bosque completamente alejada de toda urbanización) contribuye a lograr este efecto; quizá es una combinación de ambos.


Este templo en particular representa, en su estructura, 5 elementos vitales: espacio, viento, fuego, agua y tierra. El conjunto de estos elementos comprehende el espacio de todo lo creado y cuatro formas de sabiduría ancestral, cuyo ejercicio, a través de la práctica de la meditación, constituye el vehículo de iluminación.


Se trata de un monumento que puede entenderse como un axis mundi, un portal que conecta el nivel micro de la existencia humana, con el nivel macro de universo en que se encuentra inmersa, un portal que permite que el flujo de energía se de en estado puro, tan puro como la paz infunde en todos aquellos que llegan a visitarlo.


 

Texto e imágenes por César Bautista.

37 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page