top of page
Buscar
  • Foto del escritorMeet Your Tour Guide MX

🇲🇽 México en la Segunda Guerra Mundial: El Escuadrón 201 por César Bautista.

Hacia mediados del siglo pasado, se vivió una de las guerras abiertas más cruentas que ha conocido la humanidad. Mal llamada “guerra mundial” (pues solo participaron algunos países, con pretensiones económicas globalizantes), es el segundo evento de esta naturaleza que ha existido hasta ahora. Acerca de su final, y la participación de México en este conflicto, es que versa esta entrada.


Tras largos años de enfrentamientos armados en diferentes frentes, las potencias del eje (Alemania, Japón e Italia) intuían cada vez más cercana su derrota. México había mantenido una postura neutral durante todo el desarrollo de la guerra, hasta que buques de petróleos mexicanos, que brindaban abastecimiento a embarcaciones estadounidenses (ni tan neutrales), fueron atacados y hundidos por submarinos italianos el 20 de mayo de 1942.


Más presto que perezoso, el entonces presidente Manuel Ávila Camacho, solicitó al congreso que se declarara el estado de guerra contra las potencias del eje por parte de la nación mexicana. Desde el primer ataque y hasta septiembre del mismo año, los ataques a los petroleros nacionales continuaron en repetidas ocasiones, ahora también por parte de Alemania.


Es por todos sabido, que la participación de México en esta guerra fue mínima y de ultimo minuto, pero no por eso menos significativa. Más oneroso aún, era el hecho de que, para el año de 1942, aún no existía de manera formal, la Fuerza Aérea Mexicana, que fue creada por decreto presidencial, en el año de 1944, al conferir el carácter constitucional de Fuerza Armada, a la anteriormente conocida Arma de Aviación Militar. Cabe señalar que la historia de la aviación militar en México se remonta al porfiriato, pero eso es harina de otro costal.


De modo que una vez establecidos los lineamientos jurídicos, se creó la unidad aérea conocida como Escuadrón 201, que ayudo en múltiples tareas en campo, trabajando en colaboración con la fuerza aérea estadounidense. Labores de reconocimiento en zona de combate, bombardeo y metralla de puestos enemigos, logró acumular más de 1,900 horas de vuelo en más de 59 misiones, con pérdidas mínimas.


urante la Segunda Guerra Mundial el Capitán Miguel Moreno Arreola eligió a Pancho Pistolas como la mascota del Escuadrón 201 que participó en la Batalla de Luzón

Durante el tiempo que participó el escuadrón 201 en la guerra, se logró la retirada de fuerzas japonesas de territorio filipino, así como la rendición de múltiples posiciones estratégicas dentro del mismo archipiélago japonés.


Cabe señalar que la participación de México en este conflicto bélico fue de un carácter más simbólico; para ese momento, nuestro país no contaba con la infraestructura militar ni la capacidad operativa necesaria para involucrarse en un evento de esa magnitud, es por eso que los pilotos mexicanos volaron aeronaves proporcionadas por el ejército de los Estados Unidos, y recibieron adiestramiento por aproximadamente seis meses en bases militares estadounidenses. Eso sí, tuvieron que hacer frente a un contexto social ajeno al suyo, y a un evidente racismo, en un país donde, en aquellos años, aún se podían leer letreros que prohibían la entrada “a perros y a mexicanos” a ciertos establecimientos, principalmente en Texas y en Idaho, que fue donde recibieron su instrucción militar.


La participación de México en este evento respondió más bien a la necesidad e interés político de obtener reconocimiento internacional, así como fortalecer los lazos con nuestro norteño país vecino.


Al término de la guerra, el ejército mexicano puso a disposición del Estado Mayor a los integrantes de esta fuerza expedicionaria; se inauguró el monumento a las “’Águilas Caídas” en Chapultepec, y se creó la bandera de la Fuerza Aérea Expedicionaria, que actualmente se encuentra en resguardo en el Castillo de Chapultepec. Tanto el monumento como la bandera se encuentra en exhibición y se pueden visitar dentro de los horarios de atención de cada uno de estos recintos.



Texto por César Bautista.


FUENTES

22 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page