top of page
Buscar
  • Foto del escritorMeet Your Tour Guide MX

🇲🇽 Monarca: La Mariposa Viajera por Claudia Méndez.

Las mariposas monarca son conocidas por la increíble migración masiva que cada invierno lleva a millones de ejemplares a California y México.


El ciclo de vida dura aproximadamente un mes. En la primera etapa las hembras ponen alrededor de 400 huevos blancos en la parte inferior de las hojas de los algodoncillos, las cuales serán el alimento de las pequeñas orugas de rayas blancas, negras y amarillas que nacen entre 4 y 8 días después. A los 15 días aproximadamente, colgada de cabeza rompe su piel y por debajo de la nueva piel se endurece una verde crisálida. Ahí dentro sucede una de las transformaciones del mundo animal considerada una de las más bellas. El cerebro, el corazón y el aparato digestivo de la oruga se modifican, al tiempo que se desarrollan músculos, ojos compuestos, tres pares de patas y dos pares de alas. Durante la etapa de adulto, la mariposa se alimenta de néctar y pasa de ser un herbívoro a ser un importante polinizador.

Foto por Laura Malacara, mariposa monarca.

 

Si éstas generaciones nacen en el mes de agosto entre Canadá y Estados Unidos e influenciadas por los cambios ambientales, pueden retrasar su reproducción y viven hasta 9 meses, tiempo suficiente para viajar al sur por 2 meses, pasar 5 meses en México o California y regresar hacia el norte. A esta generación se le conoce como "Matusalén" por su longevidad.


La monarca norteamericana es la única mariposa que realiza una travesía tan espectacular, con una distancia cercana a los 5.000 kilómetros. Estos insectos deben partir cada otoño antes de que llegue el frío, que acabar con ellos si se demoran demasiado.

El colorido patrón de la mariposa monarca hace que sean fáciles de identificar y precisamente de eso se trata. Su característico patrón avisa a los depredadores de que estos insectos son venenosos y saben fatal.

Foto por Laura Malacara, mariposa monarca macho.


Solo las mariposas monarca nacidas a finales de verano o principios de otoño realizan la migración, y harán un único viaje de ida y vuelta. Para cuando comience la migración invernal, varias generaciones de verano habrán vivido y muerto, y serán los tataranietos de los migradores del año pasado los que realicen el viaje. Sin embargo, de algún modo las nuevas generaciones conocen el camino. Siguen las mismas rutas que sus ancestros y en ocasiones incluso vuelven al mismo árbol.


Su supervivencia puede verse amenazada por diversos desastres naturales en sus hábitats invernales mexicanos, así como por la menor superficie de plantas del algodoncillo en su hogar estival.

El hábitat de la mariposa Monarca cambia radicalmente durante su ciclo anual. En Canadá y Estados Unidos frecuenta pastizales, zonas abiertas, jardines y en menor grado bosques.

Foto por Laura Malacara

 

El recorrido de la Mariposa Monarca por tierras mexicanas comienza cuando ingresan a lo largo de una amplia franja de aproximadamente 500 km, que abarca desde Chihuahua y Coahuila, hasta Nuevo Laredo en Tamaulipas. Atraviesan también una buena porción del Desierto Chihuahuense hasta terminar en La Reserva de la Biósfera que comprende más de 16100 hectáreas comprendidas entre el Estado de México y Michoacán.


Millones de mariposas Monarca viven en Norteamérica y además a través de su migración mueven el polen de las plantas con flores, promoviendo así la diversidad genética de las plantas.

En México, la mariposa Monarca se encuentra en la categoría de riesgo como Sujeta a Protección Especial por la Norma Oficial Mexicana 059.



Blog: Claudia Méndez

Fotos: Laura Malacara


64 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page