top of page
Buscar
  • Foto del escritorMeet Your Tour Guide MX

🇲🇽 LOS MAYAS EN CINCO MINUTOS por Arqueol. Hugo Huerta

Actualizado: 31 may 2020

La historia de los mayas se extiende a lo largo de más de tres mil años sobre los territorios actuales de al menos cinco países. La cultura Maya es, junto con Egipto, Babilonia, China e India, una de las pocas civilizaciones que lograron avances en casi todas las esferas que caracterizan a la humanidad y que aún siguen habitando la misma tierra ancestral.

Resumir todo el devenir histórico maya no hace honor a tan magnífica cultura, pero puede brindar una idea a quienes estén interesados en adentrarse en ella. En tu próxima visita a México tendrás la oportunidad de explorar alguna de sus antiguas ciudades. Cada una es la evidencia de un estilo de vida interesantísimo que fue cambiando con el tiempo hasta llegar hasta nuestros días.



Las tribus que emigraron desde Asia fueron poblando América y sus descendientes, en sucesivas oleadas, se asentaron por todo el continente. En la península de Yucatán, los restos más antiguos se remontan hasta hace 14 mil años.

En el antiguo territorio de México y Centroamérica se establecieron varios grupos que originalmente hablaban una lengua común, con el tiempo ésta evolucionó hasta convertirse en un proto maya que dio origen a las más de 30 lenguas que existen en la actualidad.

Las primeras aldeas se empezaron a construir alrededor del año 1500 a.C. y aproximadamente en el 750 a.C. evolucionaron las primeras urbes. Las ciudades más importantes se construyeron en la costa del Pacífico desde el estado mexicano de Chiapas hasta Honduras. En ese momento aún conservaban elementos de otras culturas, principalmente de los Olmecas, considerados la cultura más antigua de México. Esta fusión se puede observar en la arquitectura y escultura de la ciudad de Takalik Abaj y en los murales de San Bartolo, ambas en Guatemala.

Entre el año 300 y 150 a.C. la ciudad de El Mirador, en medio de la selva del Petén guatemalteco, funcionaba como la capital de un conjunto de más de 50 ciudades conectadas por un sistema de caminos conocida como Sacbeobs (caminos blancos). En ese momento, la región fue la más densamente poblada del mundo entero y basaron su subsistencia en el cultivo intensivo del maíz, frijol y calabaza principalmente, además de otros frutos y semillas locales. Crearon también una red de canales internos que utilizaban las zonas pantanosas e inundables para navegar y transportar mercancías.

En esa época surgen por todo el mundo maya más asentamientos pero de menor tamaño. Se fundan Palenque, Bonampak, Yaxchilan, Toniná, Cobá, Dzibilchaltun, Uxmal, Ek balam, Izamal entre otros.

A este espacio de tiempo se le conoce como periodo preclásico. A partir del año 150 d.C las principales ciudades de la cuenca del Mirador empiezan a ser abandonadas. Este evento es el “primer colapso” de la civilización, su efecto se expandió por todo México y Centroamérica, aunque no sucedió en todos lados. Se fundaron nuevas ciudades y algunas de las existentes crecieron para ocupar el lugar de las antiguas capitales regionales. Se abrieron nuevas rutas de comercio al tiempo que se expandieron hacia el norte y sur, más allá del mundo maya.

A partir de este momento inicia el periodo clásico, donde todo lo aprendido se eleva a su máxima expresión. La arquitectura se diversifica y se crean estilos locales; mientras la escritura se perfecciona, la astronomía y las matemáticas alcanzan su mayor esplendor; la cerámica maya es apreciada y exportada a lugares tan lejanos como Teotihuacán; la medicina alcanza logros importantes tanto en el uso de plantas medicinales como en cirugías complejas sólo descubiertas en Europa mil años después; crean un corpus religioso y filosófico sobresaliente que compilaban en códices, estelas de piedra, esculturas y al fresco en la superficie de innumerables edificios. Todo este desarrollo fue posible gracias al férreo control que ejercieron las élites gobernantes, establecidas en torno a dinastías donde, en no pocas ocasiones, las mujeres ocuparon los más altos cargos de gobierno. La sociedad maya fue esclavista y durante todo su desarrollo practicaron el sacrificio humano para propiciar el favor de sus innumerables dioses.

Desde el inicio, la mayoría de las ciudades fueron independientes, pero realizaron alianzas y coaliciones para comerciar, hacer la guerra o pactar acuerdos matrimoniales. El crecimiento de las ciudades se dio en todas direcciones, aunque dos de ellas agruparon las lealtades políticas de otros asentamientos.

Tikal en Guatemala y Calakmul en el estado mexicano de Campeche se convirtieron en las dos superpotencias del mundo maya. Libraron una serie de guerras por más de un siglo que culminó con Tikal como vencedor. En esta guerra, ambas potencias se desgastaron y consumieron una gran cantidad de recursos que finalmente acabaron desgastándolas. En su camino arrastraron a cientos de otras ciudades y este fenómeno coincidió con una larga serie de sequías que terminaron con la agricultura a gran escala. Al no existir recursos suficientes, la gente abandonó las urbes en busca de mejores tierras y el poder central de las ciudades fue decayendo. Con el cambio de clima, el comercio por los grandes canales dejó de existir así como el que se hacía por los caminos de tierra adentro, que finalmente se abandonaron. Como reflejo ante la falta de recursos para mantener la infraestructura y obras públicas, también dejaron de construirse edificios. Estos cambios sucedieron entre los años 700 y 900 d.C.

Los grandes centros del Petén y de la costa del Pacífico dieron paso al desarrollo de los mayas quiches del altiplano guatemalteco y de las tierras bajas de la península de Yucatán, a través de las cuales algunas ciudades extendieron su vida por un par de siglos más. Las últimas de considerable tamaño fueron Uxmal, Izamal, Mayapan y Chichen Itzá. Ésta última fue invadida por un contingente de extranjeros durante una etapa de inestabilidad política, quienes modificaron la arquitectura y las tradiciones locales para crear un estilo único.

Los mayas, desde siempre buenos navegantes, empezaron a utilizar el mar como canal para mover gente, ejércitos y mercancías. Al abrigo de este nuevo comercio se fundaron o crecieron puertos comerciales a lo largo de toda la costa caribeña como Champotón, Xcambó, Cancún, Xcaret, Xel ha y Tulum entre otros. Este último periodo se conoce como posclásico.

Con la llegada de los españoles a la península en 1519 se da inicio al periodo de conquista que culmina en 1521 con la toma de la capital Azteca para dar paso al periodo colonial que transformó por completo el estilo de vida de este antiguo pueblo.

Afortunadamente y a pesar de haber transcurrido cinco siglos, es posible observar en los mayas actuales las huellas de sus ancestros en su gastronomía, la vestimenta, su organización, pero sobre todo en la lengua y las ceremonias que aún perduran en las tierras mayas.


Foto por- Hugo (autor)


168 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page